El Parque Natural del Lago de Sanabria se encuentra en el noroeste de la provincia de Zamora, arropado por las Sierras de la Cabrera y Segundera. Comprende 4 municipios: Galende, Cobreros, Trefacio, Porto

Le da nombre al Parque el milenario Lago de Sanabria, el lago glaciar más grande de toda la península ibérica, pero el Parque además cuenta con numerosas lagunas, algunas de ellas de extraordinaria belleza como la Laguna de los Peces. En este magnífico entorno, nos encontramos con diferentes fenómenos glaciares que nos descubren valles colgados encajados, morrenas, amplios y profundos cañones, rocas aborregadas, estrías glaciares,... haciendo que la visita a este entorno se convierta en una auténtica experiencia que pasa a ser aventura desde el momento que tomamos alguno de sus muchos senderos, transportándonos a aquella época fría de nuestra era.

Mapa del Parque Natural Lago de Sanabria y AlrededoresFue declarado  Parque Natural  con el fin de conservar sus orígenes glaciares, la riqueza de su flora y de su fauna y la pureza de las aguas del lago y de las más de 20 lagunas que componen un conjunto lagunar de los más importantes de la Península. Está además incluido en la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y declarado Zona de Especial Protección para la Aves, ZEPA, gracias no sólo a su peculiar fauna (entre la que destaca el majestuoso lobo ibérico) sino también a su espectacular flora, contando incluso con algunos endemismos.

Su flora se caracteriza por ser rica en endemismos adaptados a las condiciones extremas de este entorno de montaña. Los bosques más abundantes son los formados por el roble melojo o rebollo  y el roble que recibe en este rincón el nombre de “carballo”, aunque también encontramos interesantes manchas de acebo y tejo, así como abedules, sauces, fresnos  y alisos que se encuentran en abundancia en las riberas de los caudalosos ríos que descienden de las cimas. El castaño es también una especie representativa del parque aunque aparece muy diseminada, mientras por todo el Parque se pueden ver el serbal, el cerezo de monte y el avellano. Según vamos ascendiendo en altitud, nos encontramos con un matorral de escobonales, cambronales, hiniesta, piorno serrano y brezales. Localizamos en este Parque los célebres endemismos Carqueixa sanabresa y Geranium bohericum.

La  fauna es rica en anfibios y demás especies emblemáticas tanto de mamíferos como el escurridizo desmán de los Pirineos, varios mustélidos como la nutria, la marta, el armiño, la garduña o el tejón, y otros mamíferos de mayor talla como el lobo, el corzo, el jabalí y el gato montés,  así como reptiles  tales como la lagartija de Bocage y la víbora de Seoane. Sobrevuelan estos parajes numerosas especies de aves con abundancia de rapaces como el águila real, el halcón abejero, el halcón peregrino, el ratonero común, el cernícalo vulgar y el búho real, junto a pájaros como el alcaudón dorsirrojo, el escribano cerillo, el pechiazul, la perdiz pardilla o “charrela”, el camachuelo común, el petirrojo, el arrendajo, la abubilla,… En sus aguas destaca la presencia de la  apreciada y exquisita trucha, junto con la bermejuela, el cacho o el barbo y el raro mejillón de río o náyade.

Además de su alto valor medioambiental, el Parque Natural de Sanabria ofrece valiosos recursos históricos, artísticos y culturales que han mantenido hasta nuestros días un interesante legado de tradiciones y una prolífera arquitectura popular adaptada al medio.

GalerĂ­a