Terraduero


Casa de Las HedradasLa localidad

La aldea de Las Hedradas, situada en un llano alto oculto entre los bosques, se encuentra en la comarca zamorana de Sanabria, dentro de la denominada Alta Sanabria. Comparte término municipal con las localidades de Aciberos, Chanos, Hedroso, Padornelo y Lubián, del que es pedanía. Está enclavada en la esquina noroeste de la provincia de Zamora, junto a la provincia gallega de Orense, a una distancia de la capital de 141 km. y a 6,8 km. de su cabecera. De hecho, gracias a esa localización fronteriza, es una de las pocas localidades bilingües de la provincia zamorana, ya que sus habitantes utilizan indistintamente el castellano y el gallego, en su variante oriental, para comunicarse.

El topónimo de Las Hedradas, al igual que el de Hedroso, tiene un mismo origen etimológico, que algunos autores han identificado en hederosus o hederatas, adjetivaciones del vocablo latino hedera, es decir, hiedra o yedra. La presencia de esta planta trepadora es constatable en el paisaje de ambas localidades, a las que da una vistosa nota de color verdinegro. 

Sus campos

Este pequeño pueblo, rodeado por inmensos bosques de robles y brezos, cuenta con unos 12 habitantes, que antiguamente dedicaban su tiempo a la agricultura y la ganadería. A estas actividades tradicionales, se sumaron varios parques eólicos, que representan un importante ingreso en la aldea, siendo una manera sostenible de aprovechamiento de sus terrenos en las cumbres de la sierra.

Esta siempre ha sido tierra de caza y pesca, tanto para visitantes, como para vecinos, pues constituyen dos grandes atractivos de Sanabria. Asimismo, es muy importante la micología, pues, durante la época principal de recolección, que suele comenzar a partir de mediados del mes de septiembre si las lluvias lo propician, los montes se llenan de lugareños en busca de estos manjares.

La historia

Fuente de Las HedradasEn cuanto a su historia, sabemos que la presencia humana en la zona fue precoz. Sus habitantes pronto se agruparon en castros, como demuestra el cercano asentamiento de As Muradellas, hasta que los romanos, como en toda la Península, llegaron y dejaron su impronta indeleble. Pero su tiempo acabó pasando, así como el de los visigodos y el de los musulmanes. Lamentablemente, en Las Hedradas no quedan restos de estos periodos.

La historia documentada del municipio nos lleva hasta la época de la Reconquista, en plena Edad Media. Aquí fue donde nacieron la mayoría de los pueblos que conocemos, incluido, claro está, Las Hedradas, que pasó a formar parte del Reino de León. En la Edad Moderna, fue una de las localidades que se integraron entre las Tierras del Conde de Benavente y, dentro de estas, en la receptoría de Sanabria. En 1789 la Alta Sanabria fue incluida en la provincia de Valladolid y, en 1820, en la de Orense, aunque esta división provincial nunca llegó a ser efectiva. No obstante, con la creación de las actuales provincias en 1833, el pueblo quedó integrado en la provincia de Zamora, dentro de la Región Leonesa. En torno a 1850, el antiguo municipio de Las Hedradas se integró en el de Lubián.

Iglesia de San Pedro
Fiestas de Las Hedradas
Arquitectura Tradicional de Las Hedradas
Parajes y paisajes en Las Hedradas
Gastronomía de Las Hedradas
Ruta de Chanos a Las Hedradas por el Camino de Santiago