Esta ruta, para hacer caminando o en bici de montaña, nos acerca, a través de llanuras cerealistas desarboladas, hasta una discreta elevación denominada Teso Redondo, que domina los territorios del contorno.

Paisje Vezdemarb├ínSalimos del pueblo por el extremo suroeste. Seguimos el camino que allí nace, un camino recto que atraviesa las llanuras del pueblo, ocupadas por extensos campos de labor de cereales. Este camino nos llevará directamente hasta una de las mayores elevaciones de la zona, el Teso Redondo. Este cerro se encuentra en el lugar donde confluyen los términos de Vezdemarbán, Pinilla de Toro y Abezames. Desde su cima se vislumbran grandes distancias.

Las tierras aledañas están ocupadas por conejos y liebres, perdices y otros animales propios de las llanuras, que, de cuando en cuando, se pueden observar, entre unas tierras con cuyos colores se mimetizan y confunden, aunque no tanto como para no ser vistos por sus enemigos naturales, milanos águilas, etc., que también pueden verse cruzando los cielos.

Desde la cima, tomamos un camino que marcha en dirección noroeste, haciendo límite con Abezames. Atravesamos más tierras destinadas a la producción de cereales y, en el primer cruce, giramos a la derecha. Sin desviarnos mucho, regresaremos al punto de partida.