El turista puede además, asomarse a Las Arribes salmantinas desde abajo, recorriendo en barco los cañones fluviales en una experiencia que resulta tan inolvidable como sorprendente, al mismo tiempo que permite una visión mucho más cercana de la naturaleza que bulle en una y otra orilla. Los embarcaderos desde los que parten los recorridos náuticos organizados por dos empresas se hallan señalizados en la playa del Rostro, junto a Aldeadávila (Barco El Corazón de las Arribes) y en Vilvestre (Barco Las Arribes del Duero), en el paraje de La Barca.  La navegación también se puede realizar en el buque hidrográfico de la Estación Biológica Internacional por el tramo vertical más espectacular del cañón con salida y regreso desde Miranda do Douro en su frontera con Zamora.