Los Cañones del Duero en AlmarazCon frecuencia viajamos miles de kilómetros para conocer paraísos lejanos de los que se habla en las guías de viaje dejándonos otros cercanos, que si los visitásemos nos dejarían impactados por su belleza bucólica, como ocurre con Los Cañones del Duero. Este es un espacio natural protegido por la Red Natura 2000 con las figuras de LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves), así que se convierte en un lugar privilegiado para disfrutar de la peculiar fauna y flora que envuelve al padre Duero. Encontramos este curioso lugar al oeste de la provincia de Zamora, en las comarcas de Sayago y Tierra del Pan, limitando con el Parque Natural de Arribes del Duero. Afecta parcialmente a los municipios de Almaraz de Duero, Moral de Sayago, Moralina, Muelas del Pan, Pereruela, Villalcampo, Villaseco y Zamora. Incluye el tramo del río Duero comprendido entre la ciudad de Zamora y hasta la presa de Villalcampo, una vez se ha rebasado la confluencia con el río Esla.

En este espacio natural destacan los cantiles fluviales formados por los ríos Duero y Esla, con profundos escarpes de granito. Gracias a la existencia de numerosos arroyos que recorren este territorio buscando encontrarse con los ríos principales, disfrutamos de hermososo valles donde el sonido del agua nos envuelve con la naturaleza que junto con los bosques de ribera  que se rodean de campos de cultivos de secano, pastizales y amplias superficies de vegetación mediterránea, nos hacen sentir en armonía con el entorno. Mientras paseamos entre los extensos encinares y robledales alternados con matorral bajo formado por diferentes especies de escobas, tomillos y jarillas y los predominantes jarales, notaremos agradables olores que impregnan el ambiente. Acompaña a las riberas arenales originados por los depósitos fluviales que año tras año el Duero va depositando. En estos arenales aparecen grandes extensiones de carrizales-espadañales y pastizales riparios.

Nos encontramos también con choperas “naturalizadas” que nos hacen mirar alto, hacia el cielo, donde nos sobrevuelan especies rupícolas como la cigüeña negra, el alimoche, el águila real, el halcón peregrino, y el águila perdicera. Además, en los terrenos baldíos próximos a los cantiles, al abrigo de las paredes graníticas, existe un núcleo reproductor de la peculiar Alondra de Dupont. También destaca la población de aguilucho cenizo, la presencia de ortega y de cernícalo primilla, así como una numerosa población de aláudidos (calandria, alondra común y terrera común) en los cultivos y pastizales. Además de aves, no es raro encontrarse con mamíferos como el zorro y algunas especies de reptiles y anfibios que son frecuentes en las numerosas riveras y cachozos existentes en este espacio, como culebras de agua y galápagos que nos observan desde sus escondites a nuestro paso.

Galería