La Boda de los Quintos tiene lugar en el pueblo  de Sanzoles (Zamora) durante las Fiestas de Carnaval. Aunque esta boda es "de mentira" se celebra como una boda cualquiera: con ceremonia, invitados, banquete y todo lo demás. Cada año, los contrayentes son los dos quintos de mayor edad y los padrinos los dos quintos de menor edad. No falta ni el cura oficiando una "cachonda" ceremonia, ni tampoco el monaguillo, ayudando "a misa" en cualquier menester. Unas tuercas de gran tamaño sirven de alianzas para los contrayentes y hasta para que afiancen su amor les pueden imponer ¡Un yugo de bueyes!.

El cortejo lo encabezan los novios y los padrinos, acompañados detrás por sus invitados y numerosos vecinos del pueblo. Todos van desfilando por el pueblo y la ceremonia se repite varias veces en puntos ya asignados, todo ello animado por la música de una charanga. Posteriormente, después de la realización de las “múltiples” ceremonias tiene lugar el banquete nupcial en el pabellón municipal, donde no falta ni el tradicional corte de liga de la novia ni tampoco el de la corbata del novio.

GalerĂ­a