Se celebra el 01 de noviembre. Su origen tiene que ver con la Iglesia Católica, y se remonta a hace más de 1300 años, con el objetivo de conseguir que todos los santos fueran venerados al menos un día al año. Es un rito de recuerdo y homenaje a los antepasados

Magosto, en Hermisende (Zamora):  Cientos de castañas se asan y se degustan en paz y armonía por todos los habitantes de la localidad y por todos los vecinos que acuden de otros pueblos.

En la localidad de Trabanca se puede llegar a ver a las Ánimas por las calles del pueblo.