Algunas de ellas son las fiestas patronales del municipio. Han tenido un proceso de transformación paulatino al incorporarse cada vez más temas lúdicos y con menos matices de índole religiosa, teniendo siempre presente la importancia de la comunidad. Las fiestas suelen ser una buena oportunidad para conocer de cerca el carácter y la cultura de nuestros pueblos.

Moveros (Zamora): en las fiestas de Santa Colomba, el 1 de enero comienza por las mañanitas o pedir “los manueles” que hacían antiguamente, acompañando los mozos a los gaiteros para pedir el aguinaldo en casa de los que llevan el nombre de Manuel o Manuela.

Trabanca (Salamanca): el último día del año se celebran Las Bolagas, donde se queman arbustos (bolagas) para purificar a los participantes del evento.