Terraduero


El templo parroquial, consagrado a Santo Tomás Apóstol, presenta una intensa belleza. Se asienta en solares empinados al tener Hedroso un terreno escarpado y difícil para construir, lo que obligó a edificar el templo parroquial con grandes muros de contención. De estilo barroco sobrio, tiene el presbiterio cuadrado, una única corta nave y la esbelta espadaña situada sobre el hastial. La puerta queda al resguardo de un angosto portal que sujeta su techumbre con una sólida y bien torneada columna.

Bien restaurado en nuestros días, todo parece del siglo XVIII, de un estilo barroco sobrio, noble y equilibrado. Los angostos espacios que fueron del atrio se aprovecharon como cementerio, apretándose las tumbas unas contra otras. Entre panteones modernos, hallamos antiguas losas de granito, habitualmente sin inscripciones, que aún cubren enterramientos de hace bastantes décadas.



No existen imágenes