Terraduero


Es un paraje de singular belleza donde nacen las Arribes de Duero. La zona, por su significado y belleza, ha sido lugar de culto para diferentes culturas. En lo alto del promontorio se ubican los restos de un santuario rupestre prerromano del que pueden verse diversas marcas en las rocas así como la talla de una tumba antropomorfa. También se pueden encontrar las ruinas de la ermita del S.XV que estuvo bajo la advocación de San Gregorio Nacianceno.

Además de los restos históricos y los paisajes, hay que admirar los corrales y múltiples casetas de pastores repartidas por la zona, ya que es una zona de importancia para los ganaderos que aprovechan las laderas para el pasto.

A este lugar se acudía de romería cada 9 de mayo y hoy se sigue yendo de excursión con motivo de las fiestas patronales.