Terraduero


El molino de Sofía de la Bondad de El Manzano, más conocido como la fábrica de harinas, cuenta con todos los instrumentos que artesanalmente se utilizaban para la elaboración de la harina. Conserva todas las tolvas, la maquinaria, la chinarrera, un carro y todos los utensilios que se utilizaban para la molienda y refinamiento de la harina. Su nombre se debe a la mujer propietaria del molino. Ha sido cedido al Ayuntamiento durante 25 años por los dueños del inmueble para convertirlo en la Casa de la Palabra, un lugar de encuentro con la memoria histórica de El Manzano, donde poder mostrar el material documental que se encuentra disperso.