Terraduero


El pueblo tiene una estructura muy alargada, de casi un kilómetro básicamente con dos calles. Sus casas son de dos plantas, construidas con muros de mampostería y rematadas con sillares en las esquinas y vanos. Hoy muchas de las fachadas aparecen enfoscadas y encaladas.

Pereña cuenta con varias fuentes y caños, regados por manantiales. Además del suministro de agua a la población, hacían las veces de abrevadero para el ganado o lavaderos de ropa.  

Otra característica resultante de una economía tradicional ganadera, son los restos de diversas construcciones como chozos, chiviteros o incluso las tradicionales cortinas que compartimentan las parcelas.