Terraduero


En la construcción de estos edificios se empleó piedra para la cimentación y el adobe como elemento principal para las paredes. Posteriormente se utilizó la mezcla del ladrillo macizo con el adobe para las paredes exteriores, realizando muros más consistentes, la mitad del muro ladrillo, para el exterior y la otra mitad adobe para el interior revestido de una capa de yeso. Para la cubierta se utilizaban vigas de madera unidas por otras más pequeñas llamadas quinzales, cerrando el tejado con la típica teja castellana de barro cocido.

La vivienda dispone habitualmente de una sola planta, con un sobrao a modo de cámara de aire y almacén que en oasiones se acondicionaba como segunda planta. El acceso de la calle se realiza por medio de porches abiertos con bancos corridos o poyos a uno o ambos lados de la puerta, que suele ser de dos hojas y da acceso a una estancia desde la que se pasa a los dormitorios, a la cocina, despesa, escalera de acceso al sobrao y al corral y/o cuadras. La bodega está debajo de la vivienda y se accede por medio de una escalera. Los respiraderos se abren en la fachada del edificio y el lagar está ubicado en la planta baja.

El entorno del pueblo proporcionaba la materia prima para elaborar los materiales  con el ahorro consiguiente en su transporte. Los avances, tanto técnicos como sociales, han repercutido en las construcciones tradicionales, conservándose muy pocas estructuras puras castellanas

-Cine Ramos:

-El Molino:

-El Tejar:

-Fábrica de Harinas:

-Palomar:

-Viviendas tradicionales de Vezdemarbán:

-Fuente de la Tía Rampaya:

-Fuente del Otero o de Arriba

-Pozo de Abajo: