Terraduero


El pueblo se caracteriza por tener el casco urbano con la arquitectura más típica de la comarca. Monumentalmente destaca la iglesia parroquial de San Zoilo, toda ella en piedra arenisca de la localidad, en estilo neoclásico austero, fechada en la puerta norte en 1830 en la clave y que conserva un antiguo retablo barroco. También el Ayuntamiento es al exterior todo de sillería. Cuenta con abundantes ejemplos de casas tradicionales en piedra, con dinteles tallados y ricas rejas castellanas bien conservadas. Conserva varios barrios de bodegas tradicionales bien excavadas en roca madre, lagares y ejemplos de épocas pasadas que demuestran su riqueza vinícola. Muestras singulares de arquitectura popular aún en pie.