Terraduero


Situada actualmente junto a la Fuente-abrevadero, en un espacio urbano constituido por la intersección de calles, en origen estaba situada en el centro. La cruz recuerda al caminante la presencia sagrada, de este modo los lugares de culto (iglesias y ermitas) adquieren una prolongación en los caminos y los campos, como expresión de una fe ampliamente extendida en la cultura popular. El objetivo principal es la incitación a la oración ante el símbolo redentor. 

Es un crucero con representación figurativa en ambas caras, de una sola pieza. En la cara anterior se representa a Cristo Crucificado, flanqueado por dos imágenes de difícil identificación debido a su erosión, pero que pueden tratarse del Calvario (San Juan y la Virgen María) o el Buen y el Mal Ladrón. Sobre él se dispone horizontalmente la cartela con la característica inscripción INRI y debajo otra inscripción muy desgastada que parece consignar la fecha de realización.

En la cara posterior se representa la escena de la Piedad o la Quinta Angustia, la Virgen sostiene en su regazo el cuerpo de su Hijo muerto. Si la imagen de Cristo es de una síntesis extrema ésta lo es aún más. La Virgen está rodeada de mandorla, coronada por la representación simbólica del Espíritu Santo, la paloma, y flanqueada por cabezas de ángeles.  

Hieratismo, frontalidad, falta de movimiento y expresividad, son algunos de los adjetivos que caracterizan la representación.  Las figuras de ambos relieves se encuentran en parte desfiguradas por la erosión de la piedra provocada por el paso del tiempo. Se trataba en origen de un humilladero al estar levantada sobre gradas o escaleras, de varios peldaños, que servían para arrodillarse (humillarse) ante la cruz, ests piezas desaparecieron con su traslado al lugar que ocupa en la actualidad.

No existe ningún dato documental que nos indique su fecha de construcción, así como ningún tipo de inscripción. En cuanto a los rasgos estilísticos, el deterioro causado por el paso del tiempo con la consiguiente erosión de la imagen, además del carácter popular de la misma, impide asociarla a un periodo artístico concreto.



No existen imágenes