Terraduero
Dirección:
Avda. Guerra Junqueiro. 5180-104
Localidad:
Freixo de Espada a Cinta (Bragança - Portugal )
Teléfono:
+351 279 658 160
Email:
geral@cm-fec.pt
Pedanías:

El Municipio  

La villa de Freixo de Espada à Cinta está inserta en la província de Trás-os-Montes y Alto Douro, distrito de Bragança. Tiene una superficie aproximada de 244,49 km2, situandose a 41º 6`de latitud y a 2º 20`de longitud al Este del meridiano de Lisboa. Está a 180 Km al Nordeste de la ciudad de Oporto, a 400 Km al Nordeste de Lisboa y a 100 Km al Sur de Bragança, a una altitud media de 471m.

Los límites de su municipio son, al Norte, el municipio de Mogadouro; al Oeste, el municipio de Torre de Moncorvo; al Este, España (Província de Salamanca); y al Sur, el municipio de Figueira de Castelo Rodrigo.

A 4 Km de la ciudad de Freixo, pasa el rio Duero, marcando en este municipio la frontera entre Portugal y España.

Freixo es una villa llena de historia, de la que el visitante puede disfrutar con enorme satisfacción, recorriendo sus calles llenas de portadas y ventanas manuelinas, las antigas murallas y torres medievales, visitando la Iglesia, paseando por la Encruzilhada, por la Rua das Flores, por el Valle, por el Castanheiro o por el Outeiro, disfrutará con certeza de un placer sin comparación.

La historia

El origen de la Villa de freixo de espada à Cinta se pierde en la bruma de los tiempos, estando su fundación y su toponímia cubiertas por la niebla que siempre envuelve a las leyendas. Sin embargo, varios historiadores afirman que los Narbassos, pueblo ibérico prerromano mencionado por ptolomeo, habitaban toda esta zona de la Península, asumiendo así la existencia de un asentamiento anterior a la fundación del reino de Portugal.

A lo largo de los siglos, muchos acontecimientos históricos han ocurrido en este municipio, como por ejemplo, la guerra que D. Alfonso II sostuvo con sus hermanas, protegidas de Alfonso IX de León, y que tuvo como consecuencia que esta tierra fuera tomada y saqueada en 1211 por las fuerzas leonesas.

Más tarde, en 1236, bajo el reinado de D. Sancho II, fue cercada por el infante D. Alfonso, hijo de Fernando III de Castilla. Pero esta vez los habitantes de Freixo se defendieron con gran valentía, consiguiendo romper el cerco y obligando a los castellanos a levantar el cerco y batirse en retrada. Como recompensa de tal hazaña, el monarca portugués le concedió la categoría de Villa en 1240.

Poco después, el 27 de marzo de 1248, D. Alfonso III confirmó el fuero otorgado por nuestro primer monarca y todos los privilegios de la Villa, concediéndole él mismo un nuevo título foral el 20 de enero de 1273.

El municipio de Freixo, entendiendo que la realización de una feria ayudaría a un mayor poblamiento y como consecuencia a tener más hombres para su defensa, pidió a D. Dinis que le otorgase permiso de feria, lo que le fué concedido a 9 de marzo  de 1307, autorizando su realización " ocho dias dentro de cada mes" con una duración de un dia. Destacamos que esta Villa tenía voto en Las Cortes, con escaño en el banco nº 10.

Continuando con su desarrollo como ciudad, en 1342 sus habitantes piden a D. Alfonso IV que les fuese concedido el uso de la "Terça" de la Iglesia con el fin de terminar las murallas de la Villa, a lo que el rey respondió afirmativamente. Gracias a estos medios se comenzó a construir la actual Iglesia Matriz, cuya edificación se dió por concluida en pleno reinado de D. João IV.

D. Alfonso V mantiene la "Terça" en el municipio, pero donó todos los demas derechos reales a Vasco Fernandes Sampaio, primer donatario de esta villa, permaneciendo en poder de esta familia durante siglos, hasta que la ley de 19 de julio de 1790 acabó con las donatarias.

D. Manuel otorga nuevo fuero a Freixo el 1 de octubre de 1512.

Esta villa sufrió durante mucho tiempo "La Guerra de Frontera", particularmente entre 1580 y 1640. Los saqueos y la destrucción de la Laguna y los Hornos en 1644 son ejemplo de esto.

En 1896 el municipio de Freixo de espada à Cinta es suprimido y anexado a Torre de Moncorvo, pero su población, demostrando una vez más una resitencia y capacidad de lucha fuera de lo común, logró restaurar el fuero municipal el 13 de enero de 1898.